El expolio”, el único cuadro de El Greco encargado por la Catedral

 

El Greco. Guiarte ToledoLa mayoría de los visitantes, al llegar a la sacristía de la Catedral, se topan con varios cuadros del gran artista cretense. En concreto, son veinte las obras que se pueden ver allí -diecinueve lienzos y una escultura-. Sin embargo, el pintor griego solo pintó una obra para la Catedral: “El expolio», y, a este lienzo, habría que añadir la escultura que hoy está a los pies del mismo. Hubo un conflicto acerca del pago de esas obras y es lo que pasamos a describir.

Tal día como hoy, 28 de junio, pero de 1579, se busca un quinto tasador para la obra realizada por El Greco y terminada días antes: «El expolio». Lo normal en la época solía ser contratar un tasador por parte del comprador y otro tasador por parte del vendedor, lo que hacía el acuerdo harto complicado. Uno solía tasar muy bajo, para defender los intereses de su cliente, y el otro, exactamente igual, pero a la inversa, es decir, tasaba al alza.

En este caso, el Cabildo de la Catedral contrató a dos pesos pesados de aquel momento: Luis de Velasco -que llevaba ya unos años trabajando para la catedral- y Nicolás de Vergara «El viejo» -maestro del anterior y también reputado artista al servicio de la Primada de Toledo-. El Greco no fue menos y contó con otros dos tasadores muy activos en la escuela toledana aunque menos contrastados. Por su parte, el escultor Pedro Martínez de Castañeda y el pintor murciano Baltasar de Castro Cimbrón fueron los elegidos. Ambos hacen un informe en que dicen que «la estimativa del cuadro es tan grande que no tiene prescio ni estimación».

Al no llegar a un acuerdo en la tasación, el Cabildo busca a un quinto tasador, que fuera el que dirimiera el conflicto. El elegido fue Alejo de Montoya, el más famoso de los orfebres toledanos del momento. Alejo de Montoya había iniciado años atrás la corona de la Virgen del Sagrario.

Su veredicto fue claro: «Es la mejor pintura que yo he visto, y considerando cuánta bondad hay en ella, creo que la catedral de Toledo debe pagarle 3.500 reales».

Finalmente, el Cabildo pagó al pintor más de lo que habían dicho sus tasadores, pero mucho menos de lo valorado por los de El Greco. Quedando el pago realizado en 1581 y finalizando la relación artística entre el genial pintor y el Cabildo para siempre.

Esto y mucho más lo podrás encontrar en la visita El Greco en Toledo

Abrir chat
Hola, si tienes alguna consulta o quieres reservar esta es la forma más rápida de hacerlo ;)