¿Es real la imagen que nos llega de Godoy?

Manuel Godoy. Príncipe de la Paz. Retratado por Francisco Bayeu, cuñado de Goya.

 ¿Es real la imagen que nos llega de Godoy?. En nuestros días, si oímos hablar de Manuel Godoy, seguro que se nos vienen a la cabeza varias ideas sueltas sobre su gobierno o el periodo que ocupó. Ideas como que fue valido de Carlos IV, que gozó del favor de la reina (y que el hijo más pequeño, Francisco de Paula, guardaba un cercano parecido al valido, aunque, si vemos retratos de adulto, el mentón y la cara no puede ser más cercana a la familia borbón), que llevó a cabo las famosas desamortizaciones de los bienes eclesiásticos y nobiliarios y alguna idea más suelta.

      La imagen de Godoy fue muy envidiada en su tiempo por lo meteórico de su carrera. Con tan solo 25 años pasó de ser un simple oficial de la Guardia de Corps (una de las unidades de la guardia real), a primer secretario de Estado y de Despacho, es decir, ministro universal (como un Presidente del Gobierno de la época), sustituyendo al Conde de Aranda que había fracasado en su política, sobre todo, en la exterior. La idea de Carlos IV, era poner al frente del Gobierno a una persona joven, preparada, tremendamente afín y servicial. Godoy suponía una imagen nueva. Aglutinaba una tercera vía de pensamiento en la Corte. Las tres corrientes preeminentes eran las siguientes:

  1. La corriente de Aranda y Floridablanca con ideas políticas válidas y de servicio a la corona pero anticuadas.
  2. Otra la conformaba el bando del príncipe (el futuro Fernando VII), que conspiraba contra su padre ayudado por Juan de Escoiquiz. Este había sido su preceptor durante años.
  3. Y la tercera vía la conformaba Godoy y otros ilustrados de la época. Estos pretendían un acercamiento a Francia y contaban con ideas más renovadas.

Continuará…