No-Do ¿Qué tienen en común estos dos símbolos?

 

¿De donde procede No-DO? No madeja do
       
       Una vez más, vamos a explicar curiosidades históricas. En esta ocasión volvemos a ver un símbolo que tenemos asociado al Franquismo, los famosos “Noticiarios y Documentales”. Estos eran conocidos como NO – DO. Pero este símbolo, una vez más, no es franquista. El franquismo, como ya vimos con el yugo y las flechas, lo que hace es recuperar ciertos símbolos medievales y de la Edad Moderna, para asociar las glorias pasadas de la mejor “España” e intentar recuperar ese espíritu para la nueva nación que quería forjar.
 
          Este símbolo formó, desde la Edad Media, el escudo de armas de la ciudad de Sevilla y así se conserva a día de hoy. Pero antes, vamos a ir desgranando las diferentes partes del “jeroglífico”:
 
1.) Por un lado, tenemos los dos cuerpos de letras, NO y DO, que es una abreviación de las palabras latinas Nomen Domine (o “En el nombre de Dios”), que es el lema de Sevilla.
 
2.) Por otro lado, entre NO y DO, se encuentra una especie de 8, que corresponde a un nudo (en latín nodus), con el que se quería hacer una asimilación de la palabra latina “Nodus”, con la de NODO, en cuanto a que El nombre de Dios, es un nudo que todo lo fija, lo une.
 
            En el siglo XVII, Diego Ortíz de Zúñiga, publica un libro en el que explica lo que vais a leer a continuación, queriendo dar una nueva interpretación más épica. En el libro se cuenta que desde el Renacimiento, se puso de moda, la creación de ciertos jeroglíficos que buscaban engrandecer la figura de reyes, nobles o en este caso, ciudades. El símbolo se empezó a interpretar de otra manera. Y de nuevo, proviene del famoso nudo gordiano de Alejandro Magno (como ya explicamos en la curiosidad de los signos de los Reyes Católicos en la primera curiosidad histórica del blog).
                Este símbolo, se remontaría al siglo XIII (esta es la versión más aceptada a día de hoy), cuando se produjo la guerra civil entre Alfonso X y su hijo Sancho. Se utilizó este emblema de manera interesada, reinterpretando el mismo. Estableciendo la lealtad de la ciudad de Sevilla a Alfonso X frente a su hijo. Así, el jeroglífico cambió de significado, y el 8 o “nodus”, se interpretó como una madeja (de lana) pasando este a leerse así: Sevilla No madeja Do (No me ha dejado o No me ha abandonado).
 
         Tiempo después, fue utilizada de la misma manera en el siglo XV por los Reyes Católicos. Como expuse en el otro post, Fernando era un gran seguidor de las gestas de Alejandro Magno y el nudo gordiano era parte del emblema que Isabel le regala en los esponsales. Y el, NO madeja DO, se utilizará a partir de la toma de Granada. Al igual que se hizo en la Edad Media con Sevilla, en la Edad Moderna, Isabel y Fernando añadirán una nueva propaganda política (Granada no les ha dejado y ellos tampoco a los granadinos, pues, con la toma de Granada se volvía a unir el territorio bajo el cristianismo), aunque este criptograma no se añade a los escudos de armas. También se añade al escudo de Castilla y Aragón la famosa granada (que hoy se sigue conservando en el escudo de España).
 
           Fue en el siglo XIX y principios del XX, cuando los cronistas locales, empezaron a justificar esta explicación del NO madeja Do, que daba Ortíz de Zúñiga, sin dejar claro cuando pudo nacer el criptograma.