¿ES GIBRALTAR EL ÚNICO TERRITORIO EN DISPUTA PARA ESPAÑA A DÍA DE HOY?        

       

Mapa en el que Olivenza, en 1776, todavía estaba en territorio portugués.

        Hoy en día, estamos muy familiarizados y tenemos en nuestra cabeza la reivindicación sobre Gibraltar y los míticos cánticos de “Gibraltar español”, que se llevan produciendo desde hace 300 años. Esto se produce prácticamente desde el mismo momento en que se firmaron los acuerdos. De hecho, Gibraltar pasa a manos inglesas en virtud de los acuerdos del Tratado de Utrecht (y Radstadt), firmados entre 1712 – 1715, entre España, Francia e Inglaterra, fundamentalmente. Pero, hoy nos vamos a centrar en otro territorio que lleva en disputa casi 200 años, que no es tan famoso como el de Gibraltar, y que poca gente conoce, la llamada “cuestión de Olivenza“, con Portugal.

       Olivenza es, a día de hoy, territorio español adherido desde 1801 a la provincia de Badajoz. Sin embargo, no siempre ha sido así. La plaza desde el siglo XIII, ha ido pasando a Portugal y a España en diferentes momentos, por encontrarse en posición estratégica entre fronteras. Pero, será en 1801, cuando pase definitivamente, hasta nuestros días, a manos españolas. En 1801, Francia y España (con Godoy a la cabeza), invaden Portugal en represalia por el apoyo de Portugal a Inglaterra en la conocida como “Guerra de las naranjas“, donde España toma varias plazas, entre ellas, Olivenza.

        A partir del siglo XIX, un movimiento portugues, conocido como movimiento “irredentista“, comienza a reinvindicar Olivenza para Portugal (de la misma manera que España reivindica a día de hoy Gibraltar), debido al incumplimiento por parte de España de los acuerdos del “Congreso de Viena“. Y en este punto, hay que hacer un repaso rápido de qué es el Congreso de Viena, y que supuso:

          

Iglesia de la Magdalena en Olivenza. Estilo gótico – manuelino.

          Este, fue un encuentro internacional en el que se reunieron las potencias que conservaban monarquías absolutas, con el firme propósito de restaurar el Antiguo Régimen volviendo a las fronteras y situación anterior a la Revolución Francesa de 1789, y por lo tanto, dejar sin validez las fronteras establecidas por la Francia de Napoleón. Con ello, las potencias absolutistas pretendían un acuerdo mutuo entre todas para defenderse de futuros ataques (como sucedió en el caso de España, donde la revolución liberal de 1820, trajo una seudo democracia al país conocida como “Trienio Liberal” y que en 1823 fue eliminada por la ayuda de un ejército enviado por la Convención, conocido como “Los 100.000 hijos de San Luis“, para restituir la monarquía absoluta de Fernando VII.).

             Por tanto, Portugal, reivindicaba que Olivenza y otras zonas portuguesas habían sido anexionadas por España con ayuda de Napoleón y debían volver al país luso, aunque España no reconoció conflicto alguno en el Congreso por tratarse de territorio ganado por España y no por Napoleón.

             En 2003 el ministro de Asuntos Exteriores portugués estableció lo siguiente: (…) la cuestión de Olivenza «está congelada y no debe reabrirse» (…) «el problema de Olivenza está congelado desde el Tratado de Viena de 1815», (…) no descartando que la cuestión pueda resolverse en «otro momento».
Hoy, la situación es de total normalidad aunque Portugal en 2008, consiguió diplomaticamente, con un acuerdo bilateral con España y con la Unión Europea, que la zona sea considerada la primera euro-región ibérica, agrupando a varios municipios con el objetivo de presentar proyectos conjuntos en la UE que ayuden a conseguir fondos para el desarrollo económico de la zona.

 De manera, que ahora ya sabéis que Gibraltar no es el único territorio conflictivo para España de ahora en adelante.