La moda del siglo XVII en España: como era y quien la marcaba (y 3)     

La moda del siglo XVII Búcaro ofrecido por María Sarmiento a la infanta Margarita en el cuadro de “Las Meninas”

         (…) Pero debemos también atender a otra parte de la moda femenina, la cosmética. Las mujeres se maquillaban en demasía buscando a veces la blancura extrema. Durante el Siglo de Oro español las mujeres, ya desde niñas, comían barro, generalmente en vasijas o “búcaros” (los búcaros eran pequeñas vasijas de tierra roja arcillosa perfumada que servían para contener y refrescar el agua). Su intención era muy variada: para mantener la tez blanca, para regular la menstruación, como anticonceptivo o alucinógeno. Todo ello provocaba un desajuste llamado opilación que traía consigo anemia y clorosis. Los búcaros más cotizados solían venir de Portugal o de Nueva España, sobre todo, de Guadalajara y Tonalá.

        La mujer es una animadora de las aburridas y sosas rutinas palaciegas fruto de la transformación de la nobleza de guerrera a cortesana. Esta nueva idea hace que las Cortes deban cambiar y adaptarse a una nueva forma de divertimento que tienen en las mujeres a las principales generadoras y organizadoras de eventos y fiestas (bailes, espectáculos, etc.). Esto hace que el papel femenino empiece a cobrar una importancia que hasta ese momento no había tenido (al encontrarse hombres y mujeres en una corte en la que el Estado marca el que hacer diario en Palacio), el del poder.